Don't Love,
a broken heart.
Quiero idolatrarte en mis sueños.”
¿Quieres ser exclusiva conmigo? ¿Serías mía? —Le pregunte en voz baja, su boca se abrió en sorpresa. Yo le sonreí débilmente— Realmente estoy loca por ti. Cada segundo es mejor que el anterior, pues honestamente no sé como funciona, por qué ¿Como diablos puedo mejorar la perfección? Pero lo haces todo el tiempo. Me sorprendes…”
Como el cantar de las aves al amanecer, que cantan por haber sobrevivido a la noche, le canto a tu alma, por haberme hecho revivir en esta vida.”
Poesía a tu presencia. 
Y yo que pensé que esta monotonía duraría una eternidad, llegaste tú a sacarme de los días aburridos, de los sentimientos que cansan y de las miradas vacías, de la reciprocidad en el amor, de los sueños muertos. Y es por eso que hoy te declaro mi musa inspiradora, tu mirada me deja sin aliento, y tu presencia con miles de fuegos artificiales por dentro, tus labios causa de mis delirios y tu mente, tu mente, amor mío, la que ha hurtado mi ser de una manera tan humillante, que me encanta, dejándome en plena hipocresía, en total estupidez.”
Un día con ella. 
Y es difícil conciliar el aire, siento que el oxigeno se me agota, estoy una lenta agonía, hoy he caído en derrota.”
Te acostumbrarás. Te acostumbrarás a mi voz, a mis expresiones, a mis cambios de humor, a mis miedos. Poco a poco te irás dando cuenta de las pocas cosas que te gustan de mí y de las miles que odias. Odiarás mi forma de pensar, de expresarme, de andar. No aguantarás leer mis mensajes, ni escucharme hablar durante horas. Tampoco te gustará mi forma de afrontar los problemas, ni mi manera de plantearlos. Odiarás tantas cosas de mí que ni siquiera sabrás ver las buenas. Olvidarás esa sonrisa que tanto te gustaba, esas palabras, esas miradas. No te acordarás de mi apoyo y ayuda, y menos aún de como y cuando nos conocimos. Dirás adiós a esas noches en las que con una copa o dos ya no podía dejar de hablar. Hablaba y reía. Tú reías conmigo. Olvidarás hasta mi teléfono. Olvidarás mi dirección. Olvidarás el olor de mi ropa. Olvidarás mi olor, mi calor, mi risa.
Olvidarás cada milímetro de mi casa.
Cada segundo de nuestra historia.”
Y la oscuridad de su mente era mi sitio preferido…”
Ella me daba la mano y no hacía falta nada más. Me alcanzaba para sentir que era bien acogida. Más que besarla, más que acostarnos juntas, más que ninguna otra cosa, ella me daba la mano y eso era amor.”
Siempre vivo al filo de tu escritura, esperando leer algo que me reviva o algo que simplemente me destruya.
- Extraño esos días en que todo podía ser posible.”

Y si algún día, por alguna absurda razón que ninguna de las dos comprenda, llegas a sentir ganas de estar entre mis brazos, no lo pienses más, pues aquí estaré esperando hasta que el tiempo me desgaste;

Una vida y más.